ARCHIVO

31 de diciembre de 2008

Viaje de un entrenador vizcaíno a EEUU. Aitor Uriz.

Hola amigos, hace bien poco tuve la oportunidad de viajar a EEUU de vacaciones y de paso poder ver algo de basket por allí.
Soy afortunado de tener a una ex jugadora mía entrenando en una universidad allí, por lo que aproveche el viaje y fui a visitarla.
Me invitaron a entrenar con ellos varios días y lo que vi allí me ha hecho cambiar un poco mi visión sobre el basket en general y sobre las relaciones humanas q se dan en nuestro deporte.
Solo voy a hablar a nivel humano y de relaciones entre jugadores y entrenadores, del apartado técnico lo comentare en otro relato.
Lo primero que me sorprendió fue la educación de la gente, yo pensaba que me iba a encontrar a los típicos jugadores con los pantalones por debajo de las rodillas (que tanto abundan en nuestras canchas), sin embargo lo que me encontré fue gente que llevaba la camiseta de entrenar por dentro del pantalón!!!!!!!!!
Se dirigían hacia mí y los demás entrenadores con un COACH casi reverencial.
El calentamiento lo llevaban ellos solos, animándose todo el rato y conjurándose para hacer un entrenamiento intenso. Hasta que no acababan de calentar y estirar (aproximadamente 45 minutos) no entrábamos los entrenadores a pista.

El entrenamiento, incluyendo la parte de calentamiento y estiramientos duraba 3 horas y media, teniendo en cuenta q empezábamos a las 9 de la mañana imaginaros que hambre hacíamos para la hora de comer, pero eso es otra cuestión, jejejeje.
Los jugadores esperaban callados en línea de fondo las explicaciones del Head Coach y en el momento que acaba las explicaciones tenían alrededor de un minuto para preguntar dudas, al finalizar ese tiempo ejecutaban el ejercicio a una intensidad que yo (pobre de mi) nunca había visto.
Si había que hacer algún matiz del ejercicio el silencio era absoluto y al acabar el ejercicio (la duración estaba controlada por el marcador del pabellón) se volvían a colocar en línea de fondo a la espera del siguiente ejercicio.
Bueno, pues acabando este tostón que quería compartir con vosotros, os diré que lo que mas me llamo la atención fue la disciplina espartana que tenían, lejos del tópico que tenia yo de jugadores masca chicles y de aspecto rapero.
Muchas gracias al Head Coach Hochberg y a Stephanie Delpreore.

Un saludo a todos.

Aitor Uriz Aja.
Coordinador y Entrenador
Unamuno Saskibaloi Taldea.

3 comentarios:

  1. Creo que muy pocos de nuestros jugadores soportarían esa disciplina de entrenamientos. Aquí tenemos otra educación y otra cultura y ese respeto desgraciadamente se va perdiendo.

    ResponderEliminar
  2. No estoy de acuerdo contigo Iván.

    Yo creo que el respeto y la disciplina hay que irla inculcando. Sobre todo si se exige desde los primeros contactos con el baloncesto.
    estoy de acuerdo que se va perdiendo y que la sociedad cambia, pero el entorno en el que trabajamos, nos lo vamos creando nosotros mismos.
    RESPETO = Buenos hábitos !!

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con los dos. Pero, si pienso que si se imponen unas normas y unos habitos desde el principio se pueden conseguir cosas. Si desde el primer dia de entrenamiento que se tiene con un equipo se deja claro lo que si y lo que no, como, etc...nos podemos acercar al nivel de los americanos que cuenta Aitor. Cuidado, he dicho acercar.

    ResponderEliminar

CANAL YOUTUBE

Loading...

TOP 10. POSTS MAS POPULARES ÚLTIMO MES.

TOP 10. POSTS MAS VISITADOS DE TODOS LOS TIEMPOS.