ARCHIVO

25 de febrero de 2009

"NBA. Detrás del sueño...económico". II Parte.

Hace pocos meses, con motivo de la emisión del programa 30 minuts de TV3 sobre el sueño de los jugadores catalanes y españoles que están o han estado en la NBA, escribí una reflexión sobre el tema. Vuelvo a recuperarla y os cuento una anécdota sobre dicho artículo:

Siempre he sido un gran seguidor de Aíto Garcia Reneses siempre le he considerado el Número 1. Desde mi vinculación con el DKV Joventut de Badalona y la oportunidad de poder seguirle muy de cerca, mas aun. Hace unos días leí en la página de Aíto un artículo titulado " vender la moto" haciendo referencia a como los americanos y partidos de estrellas en general, nos hacen pensar que el baloncesto va por ese lado. Cuando leí este texto, le escribí a Aíto un e-mail pidiendole su opinión sobre mi artículo " NBA : detrás del sueño... económico". Pues bien, me llenaron de orgullo sus palabras: "Totalmente de acuerdo... " y como gran maestro que es, añadió que me enviaba un tercer artículo escrito por Pepe Laso que quiero compartir con todos vosotros , ya que no tiene desperdicio.
La anécdota se cierra cuando tras leer los emails de Aíto, observo que este había votado a Unicaja como campeón de la Copa del Rey. Casi lo consigue. Para los que votais en las encuestas que suelo poner, creo que está bien saberlo.

A continuación, podeis leer los 3 textos a los que hago referencia.


NBA: Detrás del sueño.... Económico.
Alberto Martín.
10 de Noviembre de 2.008.




Puedes ver el documental "NBA: darrera del somni" emitido por el programa "30 minuts" de TV3.





Teniendo en cuenta que cada vez son más los jugadores no estadounidenses que juegan en la NBA , la manera de jugar y entender nuestro deporte como un espectáculo, y suculentos contratos publicitarios ( sobre todo en sus países de origen) estamos ante un tema deportivo y económico por igual.
Pocos entrenamientos + muchos partidos + mucho gimnasio. Es una combinación ideal para los jugadores experimentados, pero es un mal sueño para quien decide dar el salto demasiado pronto.

Mi reflexión después de ver este vídeo y teniendo en cuenta la última Final Olímpica y la actuación del combinado americano en el último Mundial de Japón, es que los jugadores y aficionados, cada vez tienen mas en cuenta que el mejor baloncesto no está en la NBA. Sí el mayor nivel económico. Los jugadores nacionales que han emigrado a la liga americana en las últimas temporadas, dan el salto con unos conocimientos del juego y una madurez deportiva que pocos jugadores de esta liga pueden presumir.




En la Copa del Rey de nuestro país, en la Final Four europea, o en los playoff de países europeos punteros, se puede ver sin lugar a dudas un mejor baloncesto en cuanto al nivel técnico y táctico que en la NBA.

NBA: detrás del sueño...deportivo y económico.









"Vender la moto "

AÍTO GARCÍA RENESES 15/02/2009

Como espectador, nunca he sido muy aficionado a los partidos del All Star. Siempre me han gustado más los partidos “de verdad”, en los que los equipos contendientes se juegan algo más que el prestigio individual.
No obstante, hay que comprender a los aficionados, que son menos capaces de apreciar una buena defensa y disfrutan con acciones espectaculares aunque éstas cuenten, casi, con la colaboración de los oponentes.
Desde la vertiente de entrenador, me gusta menos aún porque provoca, en ocasiones, confusión en los jugadores, que tienen la tentación de hacer ese estilo de juego en competición y cuesta trabajo reconvertirlos tras ese tipo de partidos.
Sin embargo, los partidos de las estrellas tienen un simbolismo que hay que saber valorar. La organización se interesa mucho y consigue que estén los mejores. Desde ese punto de vista, estoy encantado porque Pau Gasol está entre los mejores del mundo y por haber conseguido ser seleccionado para el All Star de la NBA. Era una de mis ilusiones cuando entrenaba a Pau y veía sus progresos.
Eso que acabo de expresar no contradice, en absoluto, la postura contraria que mantuve cuando se produjo la temprana incorporación de Pau a la NBA. Una vez que ésta tuvo lugar, me gustó que triunfase en sus inicios, aunque posteriormente han transcurrido unos años poco interesantes. Últimamente, con el fichaje por Los Angeles Lakers, ha retomado una línea de la que poder sentirse orgulloso, jugando a un alto nivel, siendo un jugador muy importante de su equipo y jugando el All Star.
En muchas ocasiones es fácil vender la moto para que el gran público viva engañado en relación a lo que parece que es lo mejor, aunque a la larga la verdad se imponga. Lo peor de todo esto es el perjuicio que supone para el baloncesto del resto del mundo, que parece mucho peor de lo que es comparándolo con la NBA, que tiene un gran marketing. Aunque los hechos demuestran que los jugadores formados fuera de Estados Unidos cada vez son más en número y en importancia que hace algunos años en la competición norteamericana. Lo mismo sucede con los resultados de los Campeonatos Mundiales y los Juegos Olímpicos comparados con el dominio abrumador que había por parte de EE UU hace más de una quincena de años.
Me alegro también por Rudy Fernández, que ha jugado el All Star de los novatos, no tanto por el partido en sí, sino por lo que representa en su valoración como jugador. Asimismo, su participación en el concurso de mates es un reconocimiento a una de sus cualidades, pero él sabe que lo verdaderamente valorable no es hacer un mate muy bonito en un concurso, sino conseguirlo, como él, en los partidos con jugadores oponiéndosele. No es un jugador especialista ni en los mates ni en los triples, sino que es capaz de abarcar muchos aspectos del juego de forma sobresaliente: ser buen defensor, buen pasador y penetrador además de otras cualidades muy importantes.
Me satisface que otro de los nuestros, Marc Gasol, participe en el All Star. Tengo una gran opinión de él por su talento, ambición y comportamiento. Le auguro un gran futuro en una posición, la de pívot, en la que escasean los buenos jugadores.

Aíto G. Reneses



Pepe Laso: Los medios y los equiposEurosport
- mié 04 feb 13:57:00 2009
Pepe Laso nos escribe, esta semana, del tratamiento que los medios de comunicación hacen de los deportes de equipo y que son, "erróneos".

Los medios de comunicación españoles conocedores de los beneficios económicos que supone el seguimiento exhaustivo de nuestros deportistas individuales se esfuerzan en cubrir cualquier evento en el que participan.Nadal, Alonso o Contador llenan páginas de periódicos, si ellos no existieran, el futbol no sería suficiente y la venta de periódicos deportivos descendería, y como consecuencia la publicidad.
El asunto tiene lógica, nuestras estrellas representan siempre a España y el espíritu de país. Coincide que son jóvenes carismáticos a los que admiramos no sólo por sus méritos deportivos sino por sus comportamientos personales.
Para mí, los medios están equivocados en el tratamiento que dan a los deportes de equipo, intentan seguir con los jugadores los mismos métodos de cobertura que se realizan con las figuras individuales.
Pongamos un ejemplo, en los informativos coincidentes con las horas, la radio más escuchada del país suele dar flash deportivo que puede ser uno de los siguientes, "Porland perdió, pero Rudy anotó 11 puntos y Sergio jugó cinco minutos o, los Toronto volvieron a perder porque Calderón sigue lesionado".
La NBA se ha convertido en la mayor fuente de información baloncestística, hasta el extremo que el tobillo de Garbajosa, que nos tuvo tan preocupados en su estancia en USA ahora, totalmente recuperado, ha pasado al olvido mientras el jugador triunfa en Rusia.
Hagamos un paralelismo; supongamos que el afamado psiquiatra Rojas Marcos, exdirector de no sé qué hospital de Nueva York, o que, el famoso cardiólogo Fuster, también ejerciendo su profesión en USA, fueran noticia diaria en España, o por la firma de un documento o por una operación realizada en algún hospital a un enfermo anónimo para nosotros.La noticia en sí no tendría interés, ellos, los doctores, son una representación de lo que los españoles somos en el mundo, como lo son nuestros deportistas, pero no pueden representar el día a día de la vida de nuestro país.
Las empresas de comunicación en sus departamentos baloncestisticos, supongo que influidas por los éxitos de nuestras estrellas en la selección española, han considerado que apoyarse en ellos es suficiente para cubrir la información. Por otro lado, es más cómodo llenar páginas con informaciones ya cocinadas que llegan de América que currárselas en casa.
Creo que están equivocadas, el entramado baloncestística español es mucho más numeroso de lo que estas empresas creen; las canchas de la Liga ACB se llenan de un público al que interesa el baloncesto, que sin duda compraría periódicos y escucharían noticias que afectaran a los clubes y jugadores que componen nuestra competición.
Cuando algún aficionado ya mayor, habla sobre las batallas de las figuras de antaño compruebo que sus recuerdos proceden de las informaciones que los medios trasmitían. Los enfrentamientos entre Corbalán o Solozábal, entre Martín y Norris están en la memoria de todos.
Puedo asegurar que aquellos duelos no se acercan ni en calidad ni en físico a los que ahora podemos ver entre Felipe y Spliter, Rakocevic y Bullock o Ricky y Prigioni.La ACB tendrá algún tipo de culpa que desconozco, supongo que algo hará mal, pero es indudable que ha conseguido que los enfrentamientos entre los seis mejores equipos de la liga sean un espectáculo de primer nivel en el que colaboran unos árbitros siempre imparciales, y donde los jugadores y entrenadores se emplean con energía y talento.
Recién llegado de mi visita anual al baloncesto americano, puedo asegurar que los seis mejores equipos de la liga ACB ofrecen un espectáculo superior a la intrascendente liga regular de la NBA.
Estoy seguro que algún día cambiará la tendencia la tele, una vez encontrado en la figura de Cañada y Romay una buena pareja para retransmisiones, más pronto que tarde iniciara un apoyo formal al espectáculo, y a su rebufo, los medios escritos entenderán que para vender periódicos hay que dar noticias de lo que pasa aquí, en el día a día, sin abandonar como es natural los éxitos ocasionales de nuestros grandes talentos que se van con su legítimo deseo de conocer una vida nueva o de ganar más dinero del que nuestra economía les ofrece.

Pepe Laso / Eurosport

1 comentario:

  1. En primer lugar un saludo, Alberto y mis más sinceras felicitaciones por el blog.

    Acabo de descubrirlo y voy a ser un asiduo me temo. Al margen de los interesantes apuntes técnicos y tácticos, es un placer tener acceso directo a las opiniones y puntos de vista de alguien que conoce por experiencia propia el trabajo de base de los grandes clubs. Es este un tema que me apasiona. He sido entrenador de infantiles y cadetes, y ha sido la parte más gratificante y bonita de mi experiencia en el baloncesto.

    Elijo este hilo para saludarte porqué el tema de la NBA como meta deportiva y el tratamiento que dan los medios al fenómeno, me preocupa especialmente. Es muy cierto que el espéctador "standar" vibra con los mates, los contraataques fulgurantes, los tapones estratósfericos y la exhibición de exhuberancia física que ofrece la NBA. Son muchos los casos de conocidos mios (no muy entendidos, pero si buenos aficionados) que califican la ACB y el baloncesto FIBA en general como "basura", "tostón" y otra serie de apelativos que resulta muy molesto escuchar...y lo que es más grave, muy complicado rebatir.

    Tiene toda la razón Pepe Laso cuando comenta que el 90% de los partidos de la NBA no tienen absolutamente ningun interes. Es más, los aspectos más llamativos es probable que sean las comparaciones técnicas, en las que la mayoria de los entrenadores y jugadores salen perdiendo, si tomamos como referencia el baloncesto que se practica en la ACB. Yo veo NBA (mucha) principalmente para satisfacer mi lado "bellaco" cuando contemplo lamentables espectaculos de anti-baloncesto como por ejemplo las finales de la Conferencia Este de esta temporada, Cleveland-Orlando. El baloncesto USA, influenciado en parte por la gran aceptación de fenomenos circenses como la comercialización del "Street-ball", evoluciona en una dirección en la que hay que darle al espectador todo másticado. La nueva generación de entrenadores son simples comparsas que sirven de nexo de unión entre la Estrella, su agente y la franquicia. O al menos eso se percibe desde el exterior. Lebron James y el luchador de wrestling Randy Orton viajan en el mismo barco. Eso duele. Se vende la idea de que un "Jaque Mate" es espectáculo, pero una partida de ajedrez es un aburrido e insulso trámite. Y lo grave es que esa corriente "minimalista" procede del mismo pais que inventó el juego.

    Creo (quiero creer) que el jugador español busca en la NBA superación personal antes que dinero. Que les apetece probarse contra los mejores jugadores del mundo. El problema es que el contexto es engañoso. Me exaspero cuando veo a Marc Gasol dejarse la piel por su "equipo" y luego no obtiene la misma relevancia que tendria si, por ejemplo, lanzase 20 tiros todos los partidos. Es una sinrazón. Y para más inri, su franquicia invierte un numero 2 del draft en elegir a un destartalado gigante africano, más verde que una lechuga. No confian en que Gasol les de lo que necesitan, porque lo que necesitan son mates y tapones, que se venden mejor que bloqueos, defensa y circulación del balón.

    En fin, no te entretengo más.
    Un saludo de un incondicional a partir de ahora, y mucha suerte en todos tus proyectos.

    ResponderEliminar

CANAL YOUTUBE

Loading...

TOP 10. POSTS MAS POPULARES ÚLTIMO MES.

TOP 10. POSTS MAS VISITADOS DE TODOS LOS TIEMPOS.